---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Últimas entradas

miércoles, 9 de abril de 2014

 Ráfagas. Vivencias y poesía de un rockero, Marcelo Champanier

IMPORTANTE:
Esta reseña no es mía, me la han cedido desde el programa de radio Propera parada: Cultura, pertenece a Salvador Gago.

Datos del libro

Editorial: Pan de Letras Editorial
Edición: 1ª edición, 2014
Número de páginas: 87 pp.
I.S.B.N. 978-84-941574-3-1






Sinopsis
Después de tres CD’s en el mercado, el compositor y cantante argentino, Marcelo Champanier, se estrena como escritor con Ráfagas, un libro en el que cuenta sus encuentros con grandes maestros del Rock como Andrés Calamaro, Ariel Rot y Claudio Gabis, experiencias de alto riesgo en compañía de drogas, amenas anécdotas de carretera, hoteles y aviones. Al fin y al cabo sus vivencias como rockero. Unas vivencias convertidas en relatos en los que el autor ha recurrido expresamente a la brevedad, huyendo de cualquier adorno estilístico innecesario, lo que lleva a recordar el estilo narrativo de Hunter S. Thompson en el que la subjetividad jugaba un papel primordial.

Paralelamente Champanier también nos introduce en su poesía. Por la espontaneidad que utiliza en la rima, se percibe de inmediato la influencia de la Beat Generation, sobre todo de uno de sus míticos componentes, Jack Kerouac.Sin lugar a dudas la poesía de Marcelo Champanier es reivindicativa, realista, desgarrada a la par que tierna. Por una parte porque sus poemas claman la libertad y los derechos humanos arrebatados, mientras que por la otra evoca elamor y el desamor. Motivos más que suficientes para no dejar a nadie indiferente.

Opinión personal
Nombres como los de Claudio Gabis (uno de los patriarcas y fundadores del Rock y Blues en Argentina), Ariel Rot (ex Tequila, y ex Los Rodriguez), Candy Caramelo (bajista de múltiples trabajos asociado a Bebe, Jaime Urrutia o Fito y Fitipaldis) Sergio Makaroff (divertido y simpático argentino afincado en Barcelona desde 1978 que escribió canciones para Tequila, Manolo Tena oAzúcar Moreno entre muchos otros), los hermanos Malla, Coque y Miguel, ambos en Los Ronaldos, Andrés Calamaro (ex Abuelos de La Nada, ex Los Rodriguez), Javier Urquijo (fundador de Los Secretos), Fito Páez o Andy Chango están asociados a Marcelo Champanier por un motivo u otro, aunque el común denominador de todos ellos es la música.

Rock and Roll para más señas.

Así que le debemos un respeto a este poeta rockero, guitarrista, cantante y escritor, primero de canciones, después de poemas y finalmente de este pequeño pero intenso libro lleno de vivencias y poesía.

Ciertamente y leyendo las escasas vivencias que aparecen en él, estamos seguros queMarcelo tenía un cajón llena de ellas, pero solo utilizó las que le han servido, cree este humilde escribano, para hilvanar su existencia vital, desde el momento de su llegada a España en el año 2000 huyendo de su Argentina natal y los problemas que allá atravesaban, hasta el momento actual, cuando tiene ya tres discos en solitario en su haber, el último de ellos Tiempo & distancia, con portada homenaje al gran Dylan, y la lista de amigos anteriormente citada en la introducción de esta reseña.


Ráfagas es sencillamente eso. Marcelo disparando con su pluma cargada de (mala) tinta a diestro y siniestro, derecha e izquierda (nunca mejor dicho ya que ZP o Rajoy salen muy mal parados), poesías duras y reales y canciones vividas (en ellas llega a preguntarse ¿me diría por favor lo que tarda en morir el amor?) escenas corrientes, al menos en el mundo del rock (alcohol, drogas, sexo y mucha fiesta), y molientes (todos acaban con sus huesos en las camas de los hoteles molidos por el Rock and Roll, ya lo dijo otro poeta, Esta vida me va a matar) pero todas ellas llenas de respeto al ser humano.

Para un amante de Tequila como un servidor, que tuvo la ocasión de verlos en vivo presentando su último disco Confidencial en 1981 y años después en su furtivo pero emotivo regreso que el desaparecido Julián Infante sea el Tequila favorito de Marcelo es un aliciente más para recomendar su lectura.

Es posible que su llegada a finales de julio de 2000 a un piso de sus amigos Natalia yDavid en el barrio de la Prosperidad madrileño marcase sin duda su experiencia vital a partir de aquel momento.

Sin ningún tipo de duda, espero, sugiero, reclamo, que cuando Marcelo cumpla los 65, escriba sus auténticas memorias, como ya han hecho entre otros sus ídolos Keith Richards, Bob Dylan, o nuestro rockero patrio Miguel Ríos, sin duda con lo vivido y lo que vivirá serán tan jugosas como fueron las de Ron Wood.

SALVA G.

1 comentario:

  1. Parece muy interesante, es para tenerlo en cuenta.
    Me gusta que dejes una opinión personal.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar

Exprésate, tu opinión es importante.

pd. Por favor, evita comentarios con SPAM, de lo contrario, serán eliminados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...